Nueva York presenta plan para sacar a los vagabundos del centenario metro

124

Incluirá el despliegue de treinta equipos de expertos en salud mental, policías y trabajadores sociales, para sacar progresivamente a los centenares de vagabundos

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, dio a conocer su plan integral de seguridad para el metro de Nueva York, el sistema de transporte más grande del país, enfrentado desde hace años a problemas de inseguridad y a la presencia permanente de vagabundos sin techo.

El plan, anunciado en conjunto por el alcalde y la gobernadora Kathy Hochul, ambos demócratas, incluirá el despliegue de treinta equipos interdisciplinarios donde habrá expertos en salud mental, policías y trabajadores sociales, para sacar progresivamente de las estaciones y los vagones a los centenares de vagabundos que permanentemente los ocupan.

El plan se da a conocer en momentos en que han aumentado las agresiones en el metro, el más grave de ellos el mes pasado, que fue la muerte de una mujer arrojada a la vía cuando el tren entraba en la estación por un hombre sin techo y con problemas de salud mental.

El jueves, un artista del subterráneo fue apuñalado por un desconocido en uno de los trenes, incidente ya repetido en el centenario “subway”, donde el año pasado se registraron 461 delitos considerados graves, cien más que el año anterior, de acuerdo con la el canal NY1.

“Es cruel e inhumano permitir que personas sin hogar vivan en el metro, e injusto para los pasajeros y trabajadores, que merecen un ambiente limpio, ordenado y seguro”, indicó Adams, enfrascado además en un plan para frenar la ola de violencia por armas de fuego que afecta a la ciudad.

“Nos vamos a asegurar de que el miedo no sea la realidad de Nueva York”, afirmó durante la rueda de prensa, en la que no perdió ocasión de volver a recordar su pasado como oficial de policía.

El plan presentado hoy recuerda que el metro “es el alma” de esta ciudad, una pieza “clave” en la recuperación económica tras la pandemia y que por mucho tiempo sufrido el “doloroso desafío humanitario” de personas sin hogar en las estaciones.

Algunos, agrega, son personas con problemas de salud mental o con problemas de adicciones, así como veteranos de guerra que han regresado de servicio y no han recibido la ayuda que necesitan, a los que se suman los que han perdido su empleo y vivienda durante la pandemia del coronavirus.ad

“Durante demasiado tiempo (los problemas en el metro), han pasado inadvertidos por cada nivel del Gobierno. Eso tiene que cambiar”, insistió Adams.

El plan incluye además expandir el equipo de profesionales en salud mental a seis nuevos destinos, así como policías que harán cumplir las reglas en el metro, donde muchos vagabundos duermen ocupando varios asientos -algo teóricamente prohibido- mientras el tren hace su recorrido y que a veces muestran conducta agresiva con otros pasajeros.

A partir de ahora, los agentes podrán exigir -y no solo “solicitar”- que todos los ocupantes de un vagón salgan del mismo al final de una línea.

El plan incluye reforzar los servicios médicos en los lugares donde el Departamento de Recursos Humanos atiende a personas sin hogar y amplía los lugares de acogida para esta población, con particular atención cerca de las estaciones claves del metro.

“Durante demasiado tiempo, nuestro sistema de atención de la salud mental sufrió por la desinversión y la pandemia sólo ha hecho las cosas más difíciles para los neoyorquinos con enfermedades mentales graves que se encuentran sin hogar”, indicó Hochul al respaldar el plan de acción de Adams.

Como parte del apoyo a las personas con problemas de salud mental,  la gobernadora informó hoy de una asignación de   27,5 millones de dólares anuales para aumentar la financiación de camas para pacientes psiquiátricos  hospitalizados; 9 millones para reclutar psiquiatras y enfermeras practicantes psiquiátricas; y 12,5 millones para aumentar en 500 el número de camas en albergues para los sin techo.