Padres cuentan el lado bueno de la pandemia

467

Benny González/Contributor/NYH

Algunos padres de familia que viven en Queens explican por qué se sienten optimistas pese a la pandemia Covid-19

Los esposos Geovanny Reyes, Radhamé Reyes, Alniel Reyes y Adriana González
Los esposos Geovanny Reyes, Radhamé Reyes, Alniel Reyes y Adriana González

Si bien sabemos que la pandemia del coronavirus ha afectado a todos a nivel mundial cambiando drásticamente nuestras vidas, ya no podemos salir sin mascarillas, tenemos que aplicar el distanciamiento social y lavarnos las manos con frecuencia, pero según padres hispanos de la localidad de Queens dicen que la pandemia tiene su lado bueno.

Hablamos con varios padres de hijos menores de 18 años y coinciden con que la pandemia tiene su lado positivo.

Se trata de padres que no han perdido sus empleos y que se encuentran trabajando desde sus hogares. Dicen que lo bueno de todo esto es que ahora pueden pasar más tiempo con sus hijos, cosa que antes era imposible porque muchos de ellos salían a las 6 de la madrugada a trabajar y regresaban a las seis de la tarde.

Según Geovanny Reyes Residente, que vive junto a su familia de cuatro integrantes en Liverty Avenue, en Ozone Park, se vieron afectados por el virus. Covid-19 les causó una serie de síntomas como la falta de aire, fiebre y escalofríos pero que no fueron hospitalizados.

-Aviso-

Geovanny y su esposo Radhamé fueron diagnosticados con asma después de combatir el COVID y aun siguen un tratamiento para ello.

Después de haber pasado por todo eso, aun así nos cuentan ella y su esposo que a causa del virus pueden pasar más tiempo con sus hijos ya que también trabajan desde el hogar. Geovanny trabaja como contador y su esposo Radhamé es vendedor de productos de cocina.

Su hijo Alniel de 9 años estudia en The Raymond York Elementary School, cursando el primer grado de primaria, su hija Leonelade 18 años estudia en Columbia University cursando la carrera de Justicia Criminal y reciben clases remotas desde el 21 de septiembre de 2020.

El pasado 7 de diciembre empezaron a reabrir las escuelas por fases donde los estudiantes de primaria y preescolar pudiesen asistir, pero se vieron obligados a llevarlas a internet nuevamente debido al aumento de contagiados.

 Las escuelas públicas, desde Jardín hasta el Doceavo grado, y las instalaciones de las universidades permanecerán cerradas por el resto del año académico, anució el gobernador Andrew Cuomo

Entre tantos padres con lo que hemos hablado también está el caso de Marta Suriel, graduada de Justicia Criminal y residente en Ozone Park Queens, quien  nos dice “antes no podía compartir mucho con mi hijo Issac de seis años ni con mi esposo Francisco ya que salía a las seis de la madrugada de mi hogar y llegaba a las 6:30 de la noche mientras mi hijo estaba en la escuela y luego en una guardería.

“Gracias a Dios mi familia se encuentra en buen estado de salud y mi esposo Francisco, mi hijo y yo pasamos más tiempo en familia trabajando desde casa, yo trabajo para el gobierno federal y mi esposo es vendedor, mi hijo estudia en la en St. Clement Pope School, cursando el primero de primaria y está estudiando de manera remota desde septiembre y por el resto del año académico”, dijo Marta Suriel.

La pandemia ha cobrado millones de vidas en todo el mundo y aun sigue haciéndolo. El pasado 8 del presente mes, Estados Unidos reportó por primera vez más de 4,000 muertes de COVID 19 en un solo un día, habiendo 52 casos de la nueva variante del virus la cual es mucho más contagiosa que el virus normal.

En el caso del condado de Queens, los residentes de Jackson Heights, Elmhurst y Corona, en donde se concentra una gran parte de inmigrantes, han dado positivo a Covid-19 en mayor número que otras partes de la ciudad

Para el 16 reportaron En Estados Unidos, 24 millones de contagios por COVID-19 y 173 muertes en New York.

Indudablemente hay que seguir las pautas indicadas por los departamentos de salud para evitar contagios hasta que la vacuna esté disponible para toda la población.