Un presupuesto equilibrado de nuestra ciudad y nuestro compromiso con los neoyorquinos de clase trabajadora

106
El alcalde Eric Adams, cuando anunció el 11 de enero su programa de restauración de la limpieza en calles y parques. Foto NYC

Por Eric Adams | Alcalde de la ciudad de Nueva York

Nuestra administración asumió el cargo con una misión clara: proteger la seguridad pública, revitalizar nuestra economía y hacer que los cinco condados sean más habitables para los 8,3 millones de personas que consideran a la ciudad de Nueva York su hogar. Durante los últimos dos años, hemos trabajado todos los días para hacer realidad nuestra visión. Y el Presupuesto preliminar para el año fiscal 2025 publicado recientemente nos mantiene en el buen camino.

Me enorgullece informar que los empleos han aumentado, el crimen ha disminuido, los turistas han regresado, nuestras calles están más limpias y los puntajes de los exámenes de nuestros niños son mejores. Hemos logrado todo esto y hemos entregado un presupuesto equilibrado para los neoyorquinos.

Es importante que los neoyorquinos entiendan cómo logramos este presupuesto equilibrado que invierte en familias de clase trabajadora, a pesar de una tormenta perfecta de fondos de estímulo de COVID-19 que se están agotando, la desaceleración del crecimiento de los ingresos fiscales, contratos laborales que estuvieron atrasados durante años y una continua Crisis humanitaria nacional que ha traído a más de 170.000 solicitantes de asilo a nuestra ciudad en menos de dos años.

-Aviso-

A pesar de una brecha récord de $7.1 mil millones, pudimos equilibrar y estabilizar nuestro presupuesto sin despedir a un solo trabajador de la ciudad, aumentar los impuestos y con una interrupción mínima de los servicios de los que dependen los neoyorquinos. Este es el resultado de una cuidadosa planificación y gestión fiscal.

Tomamos decisiones difíciles pero necesarias, como implementar un congelamiento de contrataciones y un programa de ahorro para Eliminar la Brecha (PEG). Estas medidas, junto con una economía inesperadamente fuerte y la reducción de los costos de los solicitantes de asilo ayudaron a equilibrar el presupuesto.

Y para gestionar adecuadamente la crisis de los solicitantes de asilo, hemos ayudado a presentar más de 27.000 solicitudes de asilo, autorización de trabajo y estatus de protección temporal. También ayudamos a más del 60 por ciento de los migrantes a dar los siguientes pasos en sus viajes.

Nuestra sólida gestión fiscal también ayudó a realizar restauraciones que devolvieron dólares a la seguridad pública, el espacio público y los jóvenes.

Restauramos los fondos para la promoción de la Academia de Policía de abril, lo que significa 600 agentes adicionales en nuestras calles este otoño. Además, restituimos al quinto bombero en 20 de las compañías de bomberos de la ciudad porque siempre ayuda tener más bomberos en el trabajo.

Mantendremos 23,000 cestas de basura en los cinco condados y continuaremos instalando la galardonada “Cesta de basura del futuro”, para que podamos seguir ganando la guerra contra las ratas. Y continuaremos financiando nuestro Programa de Oportunidades de Parques, que mantiene nuestros espacios públicos limpios y verdes mientras ayuda a nuestros vecinos a encontrar oportunidades laborales.

Y para apoyar a uno de nuestros jóvenes, nuestra administración restableció los fondos para 170 escuelas comunitarias para que los estudiantes y las familias puedan seguir recibiendo el apoyo que necesitan, tanto dentro como fuera del aula. Además, por primera vez, nuestra ciudad invertirá nuevos fondos y pagará en su totalidad, el programa Summer Rising que beneficiará a 110.000 niños y que originalmente había sido financiado con dólares de estímulo federal temporal.

Finalmente, las bibliotecas de los cinco condados mantendrán su nivel actual de financiación para no tener que reducir aún más los programas y servicios bibliotecarios que aman los neoyorquinos de todas las edades.

Todos estos triunfos son posibles gracias a nuestra planificación y disciplina fiscal que mantienen nuestra ciudad segura y limpia y abren las puertas de oportunidades para todos.

Pero debemos seguir siendo cautelosos

Los expertos esperan que la economía y los mercados laborales se desaceleren este año y que los solicitantes de asilo sigan llegando, por lo que debemos estar atentos y seguir centrados en hacer que el gobierno sea más eficiente y gastar el dinero de los contribuyentes con cuidado. Por eso estamos orgullosos de que nuestro presupuesto preliminar incluya un fondo de emergencia casi récord de 8.200 millones de dólares.

Dirigir una ciudad de cualquier tamaño nunca es fácil. Y equilibrar las muchas necesidades en competencia de una ciudad como Nueva York requiere que pensemos en el futuro y tomemos las mejores decisiones que podamos para hoy y mañana. Todo lo que hacemos tiene como objetivo hacer que esta ciudad sea más segura y que funcione mejor para los neoyorquinos de la clase trabajadora. Eso es lo que ofrece este presupuesto.

Publicado el 22 de Enero 2024

 

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2024.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.