Viruela del mono ahora emergencia de salud pública

233

Se proyecta que hasta 150 mil residentes podrían estar en peligro de ser afectados

Un paciente afectado con la viruela del mono. EFE

Nueva York

Las autoridades de la ciudad declararon una emergencia de salud pública debido a la propagación del virus de la viruela mono, calificando a la ciudad como “el epicentro” del brote.

El alcalde Eric Adams y el comisario de salud Ashwin Vasan anunciaron que hasta 150.000 residentes de la ciudad podrían estar en riesgo de infección. 

La declaración permite a los funcionarios emitir órdenes de emergencia en virtud del código sanitario de la ciudad y modificar las disposiciones del código para aplicar medidas que ayuden a frenar la propagación.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, también ha declarado una emergencia estatal por desastre y el departamento de salud del estado calificó la viruela símica de “amenaza inminente para la salud pública”.

Nueva York había registrado 1.345 casos hasta el viernes anterior, según los datos recopilados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. California era la segunda con más casos, con 799.

“Este brote debe ser enfrentado con urgencia, acción y recursos, tanto a nivel nacional como mundial, y esta declaración de emergencia de salud pública refleja la gravedad del momento”, dijeron en un comunicado conjunto, el alcalde Eric Adams, y el comisionado de salud.

“Seguiremos trabajando con nuestros socios federales para asegurar más dosis tan pronto como estén disponibles”, dijeron. “Este brote debe ser enfrentado con urgencia, acción y recursos, tanto a nivel nacional como mundial, y esta declaración de emergencia de salud pública refleja la gravedad del momento”.

La Organización Mundial de la Salud declaró la viruela del mono una emergencia sanitaria mundial el 23 de julio y el alcalde de San Francisco anunció el jueves anterior el estado de emergencia por el creciente número de casos.

Esta enfermedad, antaño rara, lleva décadas establecida en algunas zonas de África central y occidental, pero no se sabía que provocará grandes brotes más allá del continente ni que se extendiera ampliamente entre la población hasta mayo, cuando las autoridades detectaron docenas de epidemias en Europa, Norteamérica y otros lugares.

Hasta la fecha, se han notificado más de 22.000 casos de viruela del mono en casi 80 países desde mayo, con unas 75 muertes sospechosas en África, sobre todo en Nigeria y el Congo. El viernes, Brasil y España informaron de muertes relacionadas con la viruela símica, las primeras notificadas fuera de África. España informó de una segunda muerte por viruela del mono el sábado.

El virus se propaga a través del contacto prolongado y estrecho con la piel, así como al compartir ropa de cama, toallas y prendas de vestir. En Europa y Norteamérica, se ha propagado principalmente entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, aunque las autoridades sanitarias subrayan que el virus puede infectar a cualquiera.

El tipo de virus de la viruela símica identificado en este brote rara vez es mortal, y las personas suelen recuperarse en unas semanas. Pero las lesiones y ampollas causadas por el virus son dolorosas.