“El odio no tiene hogar aquí”

380

El presidente del Condado de Queens y La comunidad de Queens se unen en Borough Hall contra la “plaga de prejuicios”

El presidente del condado de Queens Richards junto a la comunidad AAPI y Judía.

Queens, NY

Unido a los funcionarios electos, líderes comunitarios, líderes religiosos y las fuerzas del orden público, el presidente del condado de Queens, Donovan Richards, organizó hoy lunes una conferencia de prensa en las escalinatas del Queens Borough Hall para condenar categóricamente el preocupante aumento de los delitos de odio, especialmente contra nuestras comunidades asiático-americanas y judías, tanto en las últimas semanas como durante el año pasado.

A continuación, se muestran los comentarios del presidente del municipio, Richards, preparados para su presentación:

“Buenos días a todos: Quiero agradecer a todos nuestros amigos de la prensa por estar aquí hoy, en para discutir un virus que ha estado entre nosotros mucho antes de que el COVID-19 llegara a la ciudad. Ese virus se llama odio”, dijo Richards, muy enérgico.

El presidente del condado más diversos de la ciudad de Nueva York continuó su discurso indicando que este último año ha sido todo sobre olas. “Superamos la primera ola de la pandemia de COVID-19 y luego pasamos meses preguntándonos cuándo iban a golpear la segunda y la tercera ola”.

-Aviso-

“Puede parecer que hemos entrado en una segunda ola de esta pandemia de odio que hemos estado viendo en toda la ciudad y el país. Al igual que el COVID-19, afectó duramente a nuestras comunidades minoritarias en la primavera pasada, especialmente a nuestras comunidades asiático-americanas, solo para aparentemente volver a las sombras hasta la segunda ola de este mes”, explicó Richards.

Eso no podría estar más lejos de la verdad, explicó, “Puede que no haya estado en los titulares, pero esta plaga de prejuicios sigue siendo demasiado desenfrenada, al igual que lo ha sido durante generaciones”.

A lo largo de 2020, nuestra ciudad vio 27 ataques de odio reportados contra nuestra comunidad asiático-estadounidense, un aumento dramático desde 2019, que representa el 10 por ciento de todos los delitos de odio en la ciudad de Nueva York.

En consecuencia, el Departamento de Policía de Nueva York creó el Grupo de Trabajo sobre Delitos de Odio contra asiáticos, solo para investigar los ataques contra nuestras comunidades AAPI, y agradecemos al Grupo de Trabajo por su labor diligente.

Sin embargo, solo en las últimas dos semanas, este odio ha asomado su fea cabeza aquí mismo en Queens. En Astoria, una mujer fue abordada por un individuo que lanzaba repugnante retórica anti-asiática.

 En Flushing, una mujer tuvo que ser hospitalizada después de que un individuo que supuestamente gritaba insultos raciales la empujara al suelo.

Mientras tanto, nuestra comunidad judía sigue siendo blanco de odio.

Justo al final de la calle en Rego Park, una esvástica, el símbolo de odio más espantoso en la historia de la humanidad, fue encontrada pintada afuera del Centro Judío de Rego Park la semana pasada.

Que incluso uno de estos incidentes ocurra aquí en Queens, el condado más diverso de Estados Unidos es una afrenta a todo lo que representamos.

El presidente del condado de Queens dijo ¿Pero que sucedan tres en una semana, además de todo lo que ha pasado nuestro municipio durante el año pasado? Es hora de ponerse de pie y decir “basta”.

Este tipo de ataques son las razones por las que cuando era miembro del Concejo, presioné para la creación de la Oficina de Prevención de Delitos de Odio. También es por eso que, creo en los esfuerzos educativos de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York y en el trabajo de su Equipo de Respuesta al Prejuicio.

Escúchame claramente, este comportamiento no pertenece a nuestra comunidad, en Un Queens que estamos tratando de construir, dijo el funcionario.

Para aquellos que miran a sus vecinos con ira y resentimiento, y actúan sobre el odio: Queens da la bienvenida a personas de todos los orígenes raciales, edades, creencias e identidades de género.

Si no comparte nuestros valores o nuestro futuro compartido, con mucho gusto puede irse.

No hay lugar para el odio y la falta de respeto en nuestro magnífico mosaico, como lo expresó elocuentemente el difunto alcalde de la ciudad de Nueva York, David Dinkins.

Aquellos que odian son la antítesis de quiénes somos: un obstáculo para el progreso que estamos ansiosos por dejar de lado y nunca volver a ver.

“Este es un municipio donde nos esforzamos todos los días por la equidad en todo el espectro, para que todas nuestras familias puedan disfrutar del botín de los éxitos de Queens. Este es un barrio que no es solo un lugar, sino una idea. Es la manifestación de un sueño que millones de personas en todo el mundo vienen a realizar aquí.

“No importa cómo te veas, de dónde vengas, a quién amas, cómo te identificas o a quién rezas, perteneces. Queens te pertenece. Esta es tu casa. Nuestra casa. Y cada uno de nosotros merece caminar por nuestras calles y viajar en el metro libres de odio y daño. Por eso, hoy y todos los días, Queens está unida, arraigada en el amor, la tolerancia y el respeto mutuo”, dijo un enérgico Richards sobre los crímenes de odio contra las comunidades minoritarias.

Es muy útil para los miembros de la comunidad no sentirse aislados y solos. Este es un momento en el que necesitamos la curación comunitaria, la inversión en servicios y apoyos que aborden las causas fundamentales y la promoción de prácticas de justicia restaurativa.

Funcionarios electos, organizadores comunitarios, líderes religiosos: todos estamos aquí como un solo distrito, el distrito mundial, para declarar inequívocamente que el odio no tiene hogar aquí.


23 de Febrero 2021.