Acuario Nueva York reabre por primera vez en una década

125

El público es recibido con la nueva exhibición “Sea Change” que ofrece la oportunidad de disfrutar de los leones marinos, pingüinos, focas y nutrias marinas

Un niño que señala a un tiburón durante la exhibición “Ocean Wonders : Sharks!” en el Acuario de Nueva York, en Brooklyn. EFE

EFE

Nueva York

El popular acuario de Nueva York ha abierto hoy a plena capacidad, por primera vez en diez años desde la devastación del huracán Sandy, tras ser restaurado, para dar acceso al público a todas sus exhibiciones.

Durante esta década las galerías del acuario, el más antiguo operando sin interrupción en Estados Unidos (1896) y que desde 1957 se ubica en Coney Island (Brooklyn), fueron reparadas y abriendo poco a poco con sus exhibiciones.

Sandy azotó Nueva York en 2012 causando graves inundaciones, incluyendo los túneles del metro y del tráfico rodado, edificios y zonas bajo agua; además, causó grandes perturbaciones eléctricas y de transporte, destruyó o dejó dañados muchos hogares y 53 personas perdieron la vida en este estado.

El público fue recibido hoy con la nueva exhibición “Sea Change” que ofrece la oportunidad de disfrutar de los leones marinos, pingüinos, focas y nutrias marinas y a su vez trata sobre el cambio climático y su impacto en los ecosistemas marinos, señalan los medios.

La agenda incluyó también un desfile de marionetas, una sesión de entrenamiento de tiburones, una charla sobre pingüinos y la inauguración de una escultura de arena de 25 toneladas que celebra a los animales acuáticos y la reapertura.

“Esta reapertura es testimonio de la resiliencia del acuario, su personal, la comunidad de Coney Island y la ciudad de Nueva York”, afirmó Craig Piper, director interino del acuario, durante el corte de cinta que marcó la esperada reapertura total.

“No solo hemos reabierto por completo nuestras exhibiciones, sino que también hemos mejorado gran parte de la infraestructura y los sistemas críticos del acuario para garantizar que estemos mejor preparados para resistir futuras tormentas”.