Una policía que casi muere al inhalar fentanilo alerta de lo peligroso que es

69

EFE

Miami

La oficial de la policía de Tavares, una localidad del centro de Florida (EE.UU.) que casi pierde la vida al inhalar accidentalmente fentanilo durante un control de tráfico, ya está recuperada, ha vuelto a su trabajo y alertó sobre el peligro mortal de esta droga, según informan este viernes medios locales.

La oficial Courtney Bannick, que casi perdió el conocimiento al cerrarse sus vías respiratorias y fue salvada por un compañero de trabajo, regresó al Departamento de Policía de Tavares el jueves, donde narró cómo un aerosol nasal le salvó la vida.

El pasado martes, Bannick sufrió una sobredosis después de haber estado expuesta al fentanilo durante una parada de tráfico, en la que le ordenó a un conductor que abriera el maletero de su automóvil para revisarlo.

Según publica hoy el Nuevo Herald, la agente Bannick detuvo a un conductor al filo de la medianoche del martes.

Dentro del automóvil y en la ropa de los ocupantes del vehículo, que fueron detenidos, había “varios tipos de narcóticos y parafernalia de drogas”, recoge el medio citando a la Policía de la ciudad del condado Lake, situada a unos 45 minutos al noroeste de Orlando.

Bannick vio algo enrollado en un billete de un dólar y apenas lo abrió antes de percatarse de que se trataba de narcóticos. Rápidamente lo cerró, pero esa breve exposición bastó para que sus vías respiratorias se vieran afectadas.

Un video de la cámara corporal de un agente que llegó a la escena muestra a Bannick tumbada en el suelo y sin prácticamente poder respirar.

“Tan pronto como comencé a hablar (por la radio), me mareé un poco y comencé a casi ahogarme”, narró la propia agente al regresar al trabajo ya recuperada.

Bannick dijo que no estaba nerviosa por encontrar fentanilo, que ha manejado casos muchas veces durante las paradas de tráfico, pero que sí tomó precauciones y se puso guantes, recoge el medio Click Orlando.

“Soy muy consciente de que no me toco la cara si tengo guantes puestos, pero ¿me limpié la nariz con la muñeca? No lo sé”, se preguntó la agente.

Otros oficiales que respondieron a la llamada de Bannick por la radio se percataron de que necesitaba atención inmediata y le suministraron Narcan antes de transportarla al hospital.

El Narcan Nasal Spray es un medicamento que se usa para el tratamiento de una emergencia conocida o sospechada de sobredosis de opioides con signos de problemas respiratorios, según la web del propio fármaco.

En su encuentro con la prensa, Bannick dijo que no recuerda la mayoría de los momentos capturados en el video, pero optó por publicar las imágenes para mostrar los efectos peligrosos y hasta mortal del fentanilo.

El fentanilo es un opioide sintético cincuenta veces más fuerte que la heroína y cien veces más potente que la morfina. Solo dos miligramos de fentanilo se consideran una dosis letal.

Según los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el país batió en 2021 un récord de muertes por sobredosis con 107.622 casos registrados, el 66 % relacionados con el fentanilo.