Juez federal advierte sobre condiciones en Rikers Island

90

El comisionado Molina recibió instrucciones del tribunal federal de Manhattan, sobre un “plan de acción” para implementar cambios

Denuncian condiciones deplorables para los presos en Rikers Island.
Denuncian condiciones deplorables para los presos en Rikers Island.

Nueva York

El comisionado del Departamento de Corrección de la ciudad insistió en que está comprometido a mejorar las condiciones en las cárceles de la ciudad de Nueva York cuando compareció ante un juez federal el martes en medio de una amenaza de toma de posesión de Rikers Island, plagada de escándalos, según publicó el New York Post.

El comisionado Louis Molina recibió instrucciones de la jueza principal del tribunal federal de Manhattan, Laura Taylor Swain, para que asistiera a la audiencia remota, donde ordenó un “plan de acción” para implementar cambios en el deterioro del sistema penitenciario.

“Espero un progreso real”, advirtió Swain al final de la audiencia judicial.

El plan será elaborado por la ciudad y Steve Martin, el monitor federal de Rikers Island designado por Swain en 2016. Debe presentarse el 17 de mayo y se abordará en una audiencia judicial la semana siguiente, de acuerdo al reportaje publicado por el rotativo neoyorquino.

El monitor y la ciudad han elaborado repetidamente planes de seguridad y de otro tipo para implementar cambios en Rikers Island, pero no se han realizado mejoras significativas en los calabozos, que todavía están plagados de violencia, problemas de personal y condiciones terribles, argumentaron los federales.

Los fiscales federales de Manhattan advirtieron la semana pasada que solicitarían que un organismo independiente se haga cargo de Rikers Island si la agencia no mejora las condiciones en los desordenados centros de detención.

La audiencia del martes incluyó el testimonio de abogados del Departamento de Justicia y de la ciudad, el monitor federal de Rikers Island y un abogado de los demandantes en una demanda colectiva presentada hace más de una década por las condiciones en el complejo carcelario.

Molina le aseguró a Swain que estaba comprometido a hacer las reformas que Martin ha solicitado que se implementen en Rikers.

“El monitor y yo estamos alineados”, dijo Molina, y agregó que trabajaría para reducir la burocracia para resolver una crisis de personal en el DOC e implementar planes para reducir la violencia en las cárceles de la isla.

“No hemos pasado el punto de no retorno”, le dijo Molina a Swain, aparentemente refiriéndose a la amenaza de una administración judicial.

El comisionado afirmó que heredó una agencia y un complejo carcelario plagado de problemas que quedaron de la administración de Bill de Blasio, que argumentó que desinvirtió recursos de Rikers debido a una posición política para cerrar el complejo.

Una abogada de los demandantes, Mary Lynne Werlwas, se mostró escéptica sobre el compromiso de Molina de mejorar las condiciones en Rikers, donde 15 reclusos murieron el año pasado y tres han muerto en lo que va de 2022.

“Lo que sucedió solo en 2022 limita seriamente la razonabilidad del optimismo”, dijo, y agregó que cualquier acción tomada por la ciudad hasta ahora ha sido “demasiado pequeña, demasiado tarde”.

Martin, el monitor que supervisa el complejo penitenciario, dijo que hasta el momento estaba alentado por el liderazgo de Molina y destacó el hecho de que había elaborado un plan para lidiar con la violencia en el Complejo Robert N. Davoren antes de confrontarlo al respecto.

“Cada vez que he llamado al comisionado, ha intervenido”, dijo Martin sobre Molina.

Aún así, agregó Martin, hay cambios que Molina podría implementar en las próximas semanas que generarían cambios reales en Rikers.

“Hay acciones que podría tomar entre ahora y dentro de tres semanas tal como lo hizo en el plan de acción de emergencia de RNDC”, dijo Martin.