NUTRICIÓN: El desayuno perfecto, según expertos de Harvard

90

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día, aunque ciertas dietas como el ayuno 16/8 prescinda de él. No sabemos si es vital desayunar a diario, lo que sí sabemos es que, si lo haces, tienes que hacerlo bien.

Por eso Monique Tello, médica en el Hospital General de Massachusetts, directora de investigación e instructora clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, explica cómo debe ser el desayuno perfecto.

“Para las células de nuestro cuerpo, un tazón de cereales, un bagel, una tostada o un muffin no son diferentes a un postre. Los carbohidratos y los azúcares procesados aumentan los niveles de azúcar en sangre y de insulina, que lleva con facilidad toda esa glucosa a las células grasas y la convierte en energía almacenada o, lo que es lo mismo, a grasa corporal”, dijo la doctora Tello, que también critica las grasas animales de otros alimentos como el bacon o la mantequilla.

Tenemos claro que necesitamos el calcio de la leche, la vitamina C y los carbohidratos, pero lo que no hacemos tan bien es elegir los ingredientes correctos con los que conseguir todos estos nutrientes que necesitamos para empezar el día con energía.

Tello pone como ejemplo su propio desayuno diario, que consta de un tazón de yogur con frutas, cereales y nueces cumpliendo con la máxima de tomar frutas y/o verduras, cereales integrales sin procesar, proteínas y grasas saludables. La fruta constituye la mayor parte de su desayuno, que también contiene fibra y azúcares vegetales en su forma natural además de la grasa saludable de las nueces y las proteínas del yogur.

Para que tu desayuno no sea difícil de preparar, opta por comprar bolsas de fruta y verdura congelada, teniendo en cuenta que se congelen en su punto máximo de frescura para que su contenido en vitaminas no se pierda debido al proceso de congelación.

En cuanto al resto de nutrientes, escoge nueces, semillas o granos siempre sin sal, tostados para potenciar sus nutrientes, o una granola baja en azúcar. Además, es importante que el yogur sea siempre natural o bajo en azúcares.

También te da una opción por si los lácteos no te sientan bien o quieres prescindir de los alimentos de origen animal, ya que existen otros alimentos que pueden aportarte el calcio que necesitas. Como las verduras de hoja verde como las espinacas, la col rizada, la berza, el cardo o el puerro.

Alimentos de desayuno esenciales

– Vegetales: verduras y frutas. Pueden ser frescas o congeladas, y siempre enteras, no en zumo.

Cereales integrales sin procesar: masas 100% integrales de avena, cebada, quinoa, centeno… Sin azúcares, sal añadida o grasas.

Proteínas: huevos cocidos, yogur natural y carne magra.

Grasas saludables: aceite de oliva virgen extra, aguacate, semillas y frutos secos naturales.