Portugal demostró que es un gran equipo

52

Y que no necesita de Cristiano Ronaldo. Pulverizaron a los suizos por 6 a 1 con un triplete del reemplazante de CR7

Cristiano Ronaldo, Fernando Santos y Gonçalo Ramos. ESPN

¿Dónde está Cristiano Ronaldo? La pregunta de muchos hinchas desprevenidos empezó a circular por las tribunas del imponente Estadio Lusail cuando no vieron al crack de 37 años entre los titulares. Sin embargo, Portugal no extrañó al ídolo para nada: pulverizó a Suiza por 6-1 con un triplete de Gonçalo Ramos, el sustituto de Ronaldo, que arrancó en el banco por un enojo con el entrenador. El elenco luso se cruzará ahora en cuartos de final con la sorprendente Marruecos, que eliminó a España por penales, según un artículo publicado por el Diario Clarín de Buenos Aires.

No hizo falta de CR7 para resolver sin contratiempo alguno la clasificación. A Portugal le sobró jerarquía con la lucidez y el desequilibrio de Joao Félix, el panorama de Bruno Fernandes y la cuota goleadora de Gonçalo Ramos, el elegido por el técnico Fernando Santos para reemplazar al castigado Cristiano.

En el primer remate certero al arco, el pibe de 21 que juega en Benfica rompió el arco suizo. Fue con un zurdazo potente para sellar una jugada de lateral que recibió Joao Félix y la trasladó hacia el área.

La defensa de cinco hombres de Suiza definitivamente no funcionó. Cada vez que Portugal avanzaba algún hueco encontraba para jugar con notoria comodidad.

El conjunto de los Alpes era Xherdan Shaqiri y diez más. Pero solo no podía la experimentada figura suiza. De un tiro libre casi dibuja un gol, pero la manoteó justo Diogo Costa al tiro de esquina. Tuvo otra de riesgo el equipo de blanco cuando Edimilson Fernandes metió un centro desde la derecha que le salió al arco, dio rebote Costa, replicó Remo Freuler, pero desactivó Diogo Dalot.

Pero todo volvió a la normalidad del partido a la brevedad. Bruno Fernandes asistió a Ramos, que estuvo a punto de hacer el tercero y se encontró con el oportuno guante de Sommer que tapó un gol (casi) seguro.

Suiza no podía seguir así y cambió en el entretiempo. El ingreso de Eray Cömert desarmó la defensa de cinco jugadores que fue un descalabro total para rearmar el dibujo en un 4-2-3-1.

Ramos cantó doblete sin despeinarse al aprovechar la asistencia de Dalot en una de sus excursiones por la banda diestra. Si una pequeña lucecita de esperanza se había encendido del lado suizo con el tanto de Manuel Akanji de un córner, se apagó a los dos minutos.

Con todo resuelto, desde las tribunas empezó a retumbar el “¡Ronaaaaaaldo!”. una y otra vez. Hasta que Santos complació al público que había asistido a verlo al ex Manchester United: adentro Cristiano por Félix a falta de 18 minutos.

Ronaldo, que había festejado todas las anotaciones de sus compañeros desde el banco, siempre con buena cara, se quedó con las ganas de gritar uno propio.

A Portugal no le importó, sabe que tiene un equipo que no necesita de una figura estelar para ilusionarse en Qatar 2022, según reportó el Diario Clarín.