Resolución condena los ataques contra la comunidad asiático-americana

304

Asambleístas estatales demócratas se pronuncias en favor del alto a los ataques a los asiáticos

Miles protestan en Nueva York contra el ataque racista a los asiáticos

Bayonne

Después del tiroteo en Atlanta, que se cobró la vida de seis mujeres asiático-americanas, los miembros demócratas de la Asamblea Estatal de Nueva Jersey, Nicholas A. Chiaravalloti y Raj Mukherji, del condado de Hudson y Sterley Stanley, de Middlesex, anunciaron hoy una medida que condena los ataques contra miembros de la comunidad asiáticoamericana e isleña del Pacífico (AAPI), además de reconocer las contribuciones hechas al estado y al país por parte de la comunidad AAPI.

“A medida que superamos la marca de un año de COVID-19, reconocemos el impacto que ha tenido en cada persona. Los estadounidenses de origen asiático y los isleños del Pacífico han sido injustamente culpados por la pandemia desde el principio, y la comunidad ha sufrido un aumento en la discriminación y los ataques violentos desde entonces”, dijo el asambleísta Chiaravalloti.

“Aquí es cuando decimos ‘no más, no toleramos esto’”, dijo Chiaravalloti.

La resolución AR-239 reconoce a la comunidad AAPI como una comunidad fundamental y significativa en el estado de Nueva Jersey, y condena los ataques contra estas comunidades como intolerables. Nueva Jersey tiene casi 1 millón de estadounidenses de origen asiático e isleños del Pacífico que residen en el estado, lo que representa aproximadamente el 10 por ciento de la población del estado.

“El racismo y la xenofobia han sido una parte recurrente y desafortunada de la experiencia de los inmigrantes asiático-americanos desde que llegamos a este país”, dijo el asambleísta Mukherji, quien fue el segundo asiático-americano en ser elegido miembro de la Legislatura de Nueva Jersey.

“Ese mismo odio, y el dolor que sienten los odiados, también es fundamental para las experiencias vividas por nuestros vecinos asiático-americanos en la actualidad. Los despreciables eventos de esta semana en Atlanta, y durante el año pasado, sirven para recordarnos que debemos trabajar activamente para luchar contra el odio y la ignorancia. Es un comienzo para separarse de un comandante en jefe que se referiría a esta enfermedad como la “gripe Kung” o el “virus de China”. Espero que esta resolución y la efusión de empatía y el apoyo de la hermosa y diversa gente de Nueva Jersey para nuestros vecinos de AAPI será un llamado a la acción para todos nosotros”, explicó el asambleísta Mukherji.

Ocho personas murieron a tiros en tres salones de masajes en el área de Atlanta el martes 16 de marzo, seis de las víctimas eran mujeres asiáticas. Aunque aún no se ha confirmado, por las características de las víctimas del tiroteo se plantean temores de que pueda haber sido por motivos raciales.

“Durante el año pasado, ha habido un aumento alarmante del racismo, la violencia y la xenofobia contra los asiáticos. Debemos ser proactivos para abordar el impacto devastador de la discriminación y el miedo que sienten nuestras comunidades de la AAPI”, dijo el asambleísta Stanley. Jersey es el hogar de millones de estadounidenses de origen asiático e isleños del Pacífico. Es fundamental poner fin a la intolerancia y la violencia y garantizar la seguridad y el bienestar de nuestras comunidades”.

El tiroteo en Georgia es solo uno de los muchos incidentes que se cree que tuvieron como blanco a miembros de la comunidad AAPI. Desde marzo pasado, el grupo de defensa Stop AAPI Hate ha recibido cerca de 3.800 informes de incidentes de odio dirigidos a los asiático-estadounidenses en todo el país.

EL DATO
Solo en Nueva Jersey, Stop AAPI Hate informó casi 50 incidentes relacionados con la pandemia COVID-19 de discriminación de asiáticos americanos e isleños del Pacífico entre el 19 de marzo de 2020 y el 31 de diciembre de 2020.

24 de Marzo 2021

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2021.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERÍÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.