Arresto sospechoso de apuñalar a dos empleados del MOMA de Nueva York

303

Sabía que el MoMA le había retirado la membresía, pero aun así se presentó para ver una película que se proyectaba y atacó cuando se le denegó la entrada

Arrestado sospechoso de apuñalar a dos empleados del MoMA de Nueva York
El Museo de Arte Moderno de Nueva York, MOMA. EFE

Nueva York

El sospechoso de apuñalar el pasado sábado a dos empleados del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA, uno de los más visitados de la ciudad), que resultaron heridos, ha sido detenido en la ciudad de Filadelfia, según informó este martes la Policía.

El hombre, de 60 años e identificado como Gary Cabana, supuestamente atacó a los trabajadores del MoMA después de que se le negase el acceso a una película debido a que su membresía había sido cancelada tras dos recientes incidentes de desórdenes públicos en el centro.

La Policía neoyorquina, que había publicado imágenes del incidente y pedido ayuda para localizar al sospechoso, dijo hoy que éste había sido capturado por la policía local de Filadelfia y que la investigación continuaba, sin dar más detalles.

Según la emisora local de Fox News en Filadelfia, Cabana habría sido detenido mientras dormía en un banco en una estación de autobuses, después de que se declarase un incendio en una habitación de un hotel cercano, supuestamente provocado por una persona cuya descripción coincidía con la del sospechoso.

En las imágenes del ataque del sábado distribuidas por las autoridades, tomadas por cámaras de seguridad, podía verse al hombre saltando por encima de uno de los escritorios de recepción del museo con un cuchillo en la mano, tras lo cual apuñala a dos empleados que quedan acorralados en una esquina, mientras otro de los trabajadores del MoMA lanza objetos al atacante para tratar de apartarlo de las víctimas.

Según la Policía, Cabana sabía que el MoMA le había retirado la membresía, pero aún así se presentó para ver una película que se proyectaba y, cuando se le denegó la entrada, acuchilló a los dos empleados, un hombre y una mujer, ambos de 24 años, que terminaron con heridas en la espalda, el cuello y la clavícula.

Según amigos y vecinos citados por medios locales, el hombre era un cinéfilo que pasaba mucho tiempo en solitario y que, en los últimos tiempos, habría comenzado a dar señales de problemas mentales.

El ataque del sábado llevó a la evacuación inmediata del MoMA, que continuó cerrado el domingo mientras se investigaba el suceso.