FBI advierte sobre aumento de “sextorsión” a varones adolescentes

190

Los depredadores graban imágenes en secreto y luego avisan que tienes los registros e intentan obtener dinero a cambio de impedir que se difundan por internet

Vista de tres jóvenes que usan sus teléfonos móviles. Imagen de archivo EFE

EFE

Washington

Con la proximidad de las vacaciones del verano, durante las cuales los adolescentes tienen más tiempo para navegar en internet sin supervisión, las autoridades estadounidenses advierten sobre el aumento de los incidentes de “sextorsión” a los jóvenes.

El FBI señaló hoy en un comunicado que recibe un número creciente de denuncias en todas partes del país acerca de adultos que se hacen pasar por muchachitas para engañar a los varones jóvenes.

“La ‘sextorsión’ comienza cuando un adulto se pone en contacto con un menor de edad en alguna plataforma de internet que permita la comunicación, como un juego, una app o una cuenta de redes sociales”, indicó el Buró Federal de Investigaciones (FBI) desde su oficina en Phoenix (Arizona).

En una treta que se ha tornado más prevalente, “el depredador usa engaños y manipulación para convencer al joven, habitualmente de 14 a 17 años de edad, para que participe en actividades explícitas en vídeo”, continuó la agencia.

El depredador graba esas imágenes en secreto y luego avisa que tiene los registros e intenta obtener dinero de la víctima a cambio de impedir que se difundan por internet.

“La ‘sextorsión’ es un crimen”, advirtió el FBI. “La coerción de un menor de edad por parte de un adulto para producir materiales considerados como abuso sexual trae como consecuencia penas que pueden incluir sentencias de prisión de por vida para el delincuente”.

El combate a estas actividades criminales “es difícil, pero la mejor manera de hacerlo es mediante la conciencia de lo que ocurre, la educación y las conversaciones importantes con sus hijos acerca de la protección en internet”, indicó Sean Kaul, agente especial a cargo de la oficina de la FBI en Phoenix.

“Entendemos completamente que las víctimas puedan sentirse avergonzadas y teman denunciar estos incidentes”, agregó. “Pero alentamos a las víctimas a que nos notifiquen a fin de hacer que estos depredadores rindan cuentas por sus acciones, y para impedir el daño a otros menores”.