Manhattan nombra a un fiscal especial ante el aumento de la violencia armada

324
Manhattan nombra a un fiscal especial ante el aumento de la violencia armada
Un agente del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) que patrulla el sitio donde se presentó un tiroteo. EFE

El veterano fiscal Peter Pope liderará su plan contra la violencia armada, y trabajará con líderes comunitarios para prevenir la violencia en las calles

La Fiscalía del condado de Manhattan anunció hoy medidas para combatir el repunte de la violencia que afecta a Nueva York, entre ellas el nombramiento por primera vez de un fiscal especializado en los crímenes con armas.

El fiscal del distrito, Alvin Bragg, designó al veterano fiscal Peter Pope para liderar su plan contra la violencia armada, encargándole trabajar con líderes comunitarios en esfuerzos para prevenir la violencia en las calles.

“Pope es un abogado con experiencia en la prevención de la violencia armada y un historial comprobado de asumir desafíos difíciles y obtener resultados”, indicó Bragg en un comunicado en el que detalló sus planes para enfrentar este problema.

Explicó que Pope trabajará para lograr las metas de la Fiscalía de identificar y enjuiciar a traficantes de armas, a los que portan armas ilegales en las calles y que aumentará los esfuerzos para identificar a personas con antecedentes por violencia doméstica que tienen armas.

“Nuestro primer derecho civil es caminar a la tienda de la esquina con seguridad y sin miedo. Hemos perdido demasiados seres queridos por la violencia armada”, afirmó el fiscal en el comunicado.

El nombramiento de Pope ocurre en momentos en que la violencia no ha dado tregua a Nueva York, donde las más recientes víctimas son dos policías latinos de 22 y 27 años que murieron de las heridas de bala que recibieron cuando investigaban un caso de violencia doméstica en el vecindario de Harlem, tras la llamada de una mujer que discutía con su hijo.

La escalada de violencia en la ciudad llevó al alcalde Eric Adams a presentar un ambicioso plan de seguridad que involucra a las agencias municipales, estatales y federales, cambios en leyes, intervención de expertos en salud mental, así como el retorno de la polémica unidad de policías vestidos de civil, que fue disuelta en 2020, entre otras medidas.

Mientras, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ha anunciado la creación de un comité con agencias de seguridad de nueve estados, que hoy se reunieron por primera vez para analizar las causas de la violencia y detener el flujo de armas hacia la Gran Manzana.