Nueva ley prohíbe fumar en parques públicos y playas

131

Quienes infrinjan la ley recibirán una multa de $50 dólares, según orden de la gobernadora de Nueva York

Nueva York

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul promulgó este viernes la legislación S.4142/A.5061 que prohíbe fumar en todas las playas, paseos marítimos, marinas, parques infantiles, centros recreativos y campamentos grupales propiedad del estado. Fumar en estas áreas designadas será sancionado con una multa civil de $50. El proyecto de ley exime a Adirondacks y Catskills de la prohibición, así como a los estacionamientos, las aceras contiguas a los parques y las áreas que no se utilizan para fines de parques.

“Fumar es un hábito peligroso que afecta no solo al fumador sino a todos los que lo rodean, incluidas las familias y los niños que disfrutan de los grandes lugares públicos de nuestro estado”, dijo la gobernadora Hochul.

“Me enorgullece firmar esta legislación que protegerá la salud de los neoyorquinos y ayudará a reducir la basura en los parques públicos y las playas de todo el estado”, dijo

Muchos municipios y gobiernos locales ya tienen restricciones o prohibiciones para fumar en espacios públicos. Esta sanción adicional hará cumplir una prohibición estatal e incluye una multa que será recaudada por las localidades.

Además de los riesgos para la salud que plantea el humo de segunda mano, las colillas de cigarrillos son un peligro ambiental importante debido a los filtros no biodegradables que se desechan. Son el elemento principal que se encuentra durante los proyectos de limpieza.

A través de esta prohibición, los parques y las playas se mantendrán más limpios y seguros, al igual que nuestros ecosistemas locales.

“Los parques públicos de Nueva York son lugares aptos para familias. Nadie, especialmente los niños, debe estar expuesto al humo de segunda mano mientras juega en un parque infantil o disfruta del día en una playa pública o en un campamento. Nuestros parques tampoco deben no se contaminarán con colillas de cigarrillos no biodegradables esparcidas por sus terrenos. Me enorgullece patrocinar esta legislación para proteger y mejorar nuestra hermosa red de parques”, dijo el senador estatal Toby Ann Stavisky.

El asambleísta Jeffrey Dinowitz dijo: “Los neoyorquinos se dirigen a nuestros parques para tomar aire fresco y fomentar un estilo de vida saludable. Fumar es lo opuesto a eso. Estoy muy complacido de que la gobernadora Hochul haya convertido en ley esta importante prohibición estatal de fumar en los parques, y gracias a mis colegas por su apoyo vital en este proyecto de ley a lo largo de los años”.