Vetan prohibir construcción escolar cerca de carreteras

58

La legislación buscaba deshacer injusticias que dejan a los estudiantes de color y niños de familias pobres, expuestos a contaminantes

La gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul.

Nueva York

La gobernadora Kathy Hochul anuló un proyecto de ley que habría prohibido la construcción de nuevas escuelas dentro de los 500 pies de las carreteras para reducir la exposición de los estudiantes a los gases de escape nocivos de los automóviles, lo que le dio una victoria a la administración de Adams, que se había opuesto.

“Apoyo totalmente el objetivo loable de esta legislación, que es reducir la exposición a los gases de escape de los vehículos”, escribió Hochul junto con el veto. “Desafortunadamente, este proyecto de ley tal como está redactado es demasiado restrictivo y limitaría considerablemente las opciones educativas para los estudiantes en áreas urbanas”.

Mientras vetaba el proyecto de ley, Hochul escribió que apoyaba sus objetivos pero que le preocupaba implementarlo en la Gran Manzana, donde dijo que la construcción se “detendría virtualmente” en algunos vecindarios que lo necesitan, lo que conduciría a viajes más largos y obstaculizar el cumplimiento de los nuevos límites de tamaño de clase de 25 estudiantes o menos.

“Dados los desafíos de espacio actuales que enfrentan las escuelas de la ciudad de Nueva York y la necesidad de espacio futuro para permitir clases más pequeñas requeridas por la legislación que promulgué a principios de este año, no puedo apoyar ese resultado”, dijo la gobernadora.

La legislación tenía como objetivo deshacer injusticias de larga data que dejan a los estudiantes de color y niños de familias de bajos ingresos desproporcionadamente expuestos a los contaminantes. También ofreció exenciones para distritos escolares densos como la ciudad, donde el espacio es escaso.

“El hecho simple es este: los estudiantes y el personal no deben estar constantemente expuestos a toxinas dañinas, contaminación acústica y otros peligros del tráfico de alta velocidad a medida que avanzan en sus días”, dijo la senadora estatal Rachel May (D-Syracuse) en una declaración.

May, quien patrocinó la legislación, dijo que está abierta a discutir las preocupaciones en la ciudad de Nueva York y prometió volver a presentarla en las próximas semanas, calificándola de “una cuestión de justicia y decencia básicas”.

“La administración de Adams agradece a la gobernadora Hochul por reconocer la importancia de construir más escuelas y el trabajo que hacemos para proteger a los estudiantes de los peligros ambientales”, dijo Charles Lutvak, vocero del alcalde.