Cinco alimentos ricos con efecto anti-edad

152

Contienen polifenoles que te pueden ayudar a rejuvenecer y lucir bien

Los polifenoles son una categoría de compuestos vegetales que ofrecen múltiples aportes para tu bienestar. Su consumo regular estimula la digestión y la salud del cerebro, además de proteger contra las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2 e incluso varios tipos de cánceres. Son alimentos ricos en antioxidantes y la prueba de que saludable no está reñido con sabor.

Por ejemplo, el chocolate, y mejor si es negro, está lleno de esta sustancia química. O el vinagre de manzana, para aderezar ricas ensaladas.

Cacao en polvo para tu corazón y sangre

El cacao en polvo es uno de los alimentos más ricos en polifenoles con 3.448 mg por cada 100 gramos consumidos. Está muy por delante del chocolate amargo, con 1.664 mg, y desde luego es mucho más saludable que el chocolate con leche, cuyo contenido en azúcares y otros añadidos lo convierte en desaconsejable. El cacao en polvo es rico en teobromina, que ayuda a reducir la inflamación y protege tu corazón mientras estabiliza tus niveles de azúcar en sangre. Y dado que es rico en fitonutrientes pero bajo en grasas y azúcar, las calorías que obtienes estarán repletas de sustancias químicas saludables.

Aceite de oliva: cuidan tu bienestar

La ingesta diaria de dos cucharadas de aceite de oliva contribuye a la protección de los lípidos en sangre del estrés oxidativo. La Universidad de Harvard y muchos otros centros de investigación de todo el mundo han respaldado sus enormes beneficios durante la última década, particularmente por su alto contenido en polifenoles. El llamado “oro líquido” forma parte de cualquier dieta saludable –mientras no lo consumas frito- y puede llegar a contener antes 500 mg de polifenoles por cada 100 gramos consumidos.

Frutos del bosque

Varios frutos del bosque son ricos en polifenoles. Estos incluyen los arándanos (560 mg de polifenoles), moras (260 mg), fresas (235 mg) y frambuesas (215 mg). Su uso cada vez está más extendido y es fácil encontrarlos en cualquier supermercado dentro de cómodos recipientes. Los puedes añadir a un tazón de cereales, hacerte un estupendo batido o comértelos como un postre saludable para desengrasar un poco.

Los Frutos secos

Los frutos secos, consumidos con moderación, suelen ser buenos para muchas cosas. Es cierto que muchos de ellos poseen un alto valor calórico, pero a cambio constituyen una auténtica fuente de nutrientes. No solo están llenos de proteínas, sino que también tienen un alto contenido de polifenoles. Avellanas, nueces y almendras no pueden faltar en tu despensa. Y si sales de casa, no te olvides de echar un puñado en el bolsillo.

Menta seca

Las plantas y vegetales suelen ser muy ricas en polifenoles. Y algo que no puede faltar en tu cocina es la menta seca que, además de aportarte muchos beneficios, dará a tus platos y bebidas un sabor realmente especial y refrescante. Obtienes hasta 12.000 mg por cada 100 gramos consumidos. Este ingrediente, además de aportar sabor a tu comida, es extraordinariamente versátil.