¿Es verdad que reír es sano?

641
Reír tiene un efecto positivo sobre las personas, más aún la risa compartida.
Reír tiene un efecto positivo sobre las personas, más aún la risa compartida.

Experto asegura que reír realmente es sano, porque genera un sentimiento general positivo y porque podemos deshacernos de pensamientos negativos si reímos mucho

Sebastian Kramer /dpa

“Un día sin risa es un día perdido”, dice el refrán. Y es que ya sea cuando uno ve una buena comedia en televisión o cuando alguien cuenta un chiste gracioso, reír hace bien. Y al parecer tiene efectos positivos en el cuerpo y en el espíritu.

Si reímos junto con otros, se fortalecen además nuestros vínculos sociales, dice el profesor Alexander Lerchl en entrevista con dpa:

dpa: Se dice que reír es sano. ¿Es cierto? Y, de ser así, ¿por qué?

Alexander Lerchl: Sí, reír realmente es sano, porque genera un sentimiento general positivo y porque podemos deshacernos de pensamientos negativos si reímos mucho. Eso funciona maravillosamente. Y como a menudo reímos con otras personas, también es bueno para nuestras relaciones sociales. Es decir, al reír suceden un montón de cosas y eso, en general, es muy sano.

dpa: ¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando reímos?

Lerchl: Realmente pasan un montón de cosas en el cuerpo cuando reímos. Por ejemplo, mejora el suministro de oxígeno, porque respiramos más rápido y más profundo. También tensamos varios músculos que necesitamos para respirar. A veces tanto que al otro día los sentimos.

También hay momentos en los que reímos tanto que nos caen las lágrimas. Lógicamente no son lágrimas de tristeza, sino de risa. Y lo interesante es que reducimos la producción de la hormona del estrés cuando reímos. Es un efecto perfectamente medible, que tiene consecuencias duraderas. La situación psicológica también mejora de manera persistente y muy claramente. Es decir, suceden muchas cosas cuando reímos.

dpa: ¿Se puede entrenar eso de reír más?

Lerchl: Sí, realmente cualquiera lo puede hacer. Por ejemplo, leyendo libros divertidos. Hay una serie de libros que leo una y otra vez y todas las veces me hacen reír. También viendo películas graciosas. Curiosamente eso funciona incluso si uno ya vio la película varias veces. Los chistes y situaciones cómicas se vuelven a ver una y otra vez y, sin embargo, provocan risa.

Reír con amigos es especialmente efectivo. Y además hay algo así como escuelas de risa y un yoga de la risa, que se puso un poco de moda en los últimos tiempos. Así que hay suficientes opciones para entrenar la risa.

Alexander Lerchl es profesor de biología y ética en la Jacobs University en Bremen, Alemania.

dpa