La ciudad de Nueva York aprueba el voto para los inmigrantes

373
La ciudad de Nueva York aprueba el voto para los inmigrantes
El concejal Ydanis Rodriguez, anunció la aprobación de la Ley Municipal que otorga el derecho al voto a casi un millón de inmigrantes que no son ciudadanos.

Emilio López Romero/New York Hispano

Colaborador

Los residentes permanentes o con permiso de trabajo y los “dreamers” podrán participar en las elecciones locales

En una jornada histórica para los inmigrantes, Nueva York se convirtió este 9 de diciembre en la primera gran ciudad del país en aprobar una propuesta de ley que permitirá por primera vez a los residentes legales permanentes o con permiso de trabajo participar en las elecciones locales.

Con 33 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones, el Concejo Municipal de la ciudad aprobó la propuesta “Intro 1867” después de un largo debate en el que varios concejales de ambos partidos expresaron su rechazo a un tema que lleva desde hace más de una década encima de la mesa.

“Hoy es un día histórico para los inmigrantes en la ciudad de Nueva York. Después de tantos años de esfuerzo hemos logrado por fin aprobar una ley que en definitiva lo que hará es ayudarnos a fortalecer nuestra democracia”, dijo a este periódico el concejal Ydanis Rodríguez, el principal impulsor de la iniciativa.

En las últimas semanas, el alcalde saliente de la Gran Manzana, Bill de Blasio, se mostró reticente a esta propuesta que fue impulsada por un amplio número de concejales, pero dejó claro que no la vetaría en caso de convertirse en ley, una nueva normativa que sí cuenta con el respaldo del alcalde electo, Eric Adams.

Tras su aprobación, ahora se abre un periodo para que la Junta de Elecciones presente en los próximos meses un plan para ejecutar la ley que incluya desde la manera en que se hará el registro de votantes hasta el tiempo mínimo que deberá haber residido el inmigrante en la ciudad para poder acudir a las urnas, y que ahora está fijado en 30 días.

La nueva ley permitirá que los cerca de 800.000 inmigrantes con green card, con permiso de trabajo o que son beneficiarios del plan DACA conocidos como “dreamers” podrán votar en las elecciones para alcalde, concejales y otros funcionarios públicos como el defensor del pueblo o el fiscal de cuentas. Sin embargo, seguirán sin poder elegir al gobernador del estado o al presidente.

Desde la oposición, el líder de la minoría en el Concejo, Joseph Borelli, votó en contra antes de advertir que esta propuesta debilitará el derecho al voto de los ciudadanos, “Alguien que solo lleva viviendo 30 días podrá decidir sobre el rumbo de nuestra ciudad, sobre cómo gestionamos nuestros impuestos o el techo de la deuda”, advirtió el concejal republicano.

La noticia fue recibida con gran alegría por organizaciones comunitarias como la New York Immigration Coalition. “Por fin los inmigrantes de esta ciudad van a tener algo que decir en asuntos que les preocupan como son la calidad de nuestras escuelas o la seguridad en nuestras calles”, dijo su director ejecutivo.

Hasta la fecha, solo una docena de municipios del país permiten votar en sus comicios locales a personas que no tienen la ciudadanía, incluidas nueve ciudades del estado de Maryland y dos de Vermont, mientras que desde el 2018 en San Francisco solo pueden participar en las elecciones para la junta escolar.