Trabajadores excluidos cierran los puentes de Brooklyn y Manhattan

110

En una marcha para pedir por $3 mil millones y una alternativa de desempleo permanente

Trabajadores excluidos cierran los puentes de Brooklyn y Manhattan
Activistas y trabajadores, durante la marcha de hoy martes, en Manhattan y Brooklyn, piden fondos estatales para los trabajadores inmigrantes esenciales.

Nueva York

Cientos de trabajadores excluidos y electos se unieron el martes en marchas masivas sobre los puentes de Brooklyn y Manhattan para aumentar la presión por $3 mil millones adicionales para el Fondo de Trabajadores Excluidos.

Los manifestantes solicitan el presupuesto estatal y un programa permanente denominado “Excluded No More”, para proporcionar compensación a los trabajadores que han perdido un trabajo o ingresos y no son elegibles para el seguro de desempleo.

Los trabajadores con cascos, chalecos, artículos de limpieza y otras herramientas de trabajo unieron sus brazos para cerrar los puentes a medida que se acercaba la fecha límite para que el Senado y la Asamblea del Estado publicaran sus presupuestos de una sola cámara.

A ellos se unieron la candidata demócrata a vicegobernadora de Nueva York, Ana María Archila, y funcionarios electos, incluido el contralor de la ciudad de Nueva York, Brad Lander, y los concejales Carmen de la Rosa, Sandy Nurse y Lincoln Restler.

“Si bien muchos de mis amigos y vecinos pudieron acceder al fondo, muchos otros nunca tuvieron la oportunidad debido a la rapidez con que el fondo se quedó sin dinero. Marchamos para que los miles de trabajadores que no lo consiguieron finalmente puedan obtener el alivio que necesitan. Necesitamos reembolsar el Fondo de Trabajadores Excluidos y trabajar para crear una solución permanente aprobando Excluded No More”, dijo Victoria Rivera, miembro de la junta de New York Communities for Change.

Los trabajadores en la acción exigieron $3 mil millones adicionales para el Fondo de Trabajadores Excluidos para que los fondos sean más accesibles para los trabajadores que podrían ser elegibles para ello. Más de 130,000 personas en todo el estado de Nueva York han visto transformadas sus vidas después de recibir fondos del Fondo de Trabajadores Excluidos.

Sin embargo, decenas de neoyorquinos aún podrían ser elegibles para recibir fondos, pero no tuvieron tiempo suficiente para calificar o enfrentaron obstáculos para presentar la solicitud. Un informe reciente de la Iniciativa de Investigación de Inmigración estimó que 175,000 neoyorquinos serían elegibles para recibir financiamiento si se ampliara el Fondo de Trabajadores Excluidos.

Los trabajadores también están pidiendo una legislación, A9037/S8165, que permitiría a los trabajadores más vulnerables del estado acceder a una compensación si pierden un trabajo o ingresos.

La legislación afectaría a tres grupos de trabajadores: trabajadores indocumentados, trabajadores documentados pagados fuera de los libros de ciertos empleadores y trabajadores por cuenta propia con ingresos limitados. Estos trabajadores actualmente no pueden acceder a la asistencia si pierden el trabajo, una brecha que se destacó durante la pandemia, cuando cientos de miles de neoyorquinos se vieron obligados a valerse por sí mismos después de haber sido excluidos de los cheques de estímulo y el apoyo por desempleo.

Se estima que el programa costará $800 millones en su primer año, y cualquier superávit se transferiría al año siguiente.