Un comisionado que sabe bien de inmigración

95

Manuel Castro ha vivido lo mismo que sufren los inmigrantes y ahora dirige MOIA con la meta de lograr que todos los inmigrantes encuentren ayuda

Manuel Castro, comisionado de la Oficina de Asuntos de Inmigración de la Alcaldía de la ciudad de Nueva York (MOIA). Foto: Maxy Sosa

Maricarmen Amado/New York Hispano

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, encontró en el activista mexicano Manuel Castro el perfil de la persona que buscaba para dirigir la Oficina de Asuntos del Inmigrante de la Alcaldía de Nueva York (MOIA). Castro, de 38 años, no solo conoce la problemática de los inmigrantes si no que ha vivido en carne propia la especie de vía crucis que todos ellos enfrentan al llegar al país.

Castro, llegó a los Estados Unidos a la edad de cinco años, cruzando la frontera con su madre, y desde muy joven se involucró en el activismo a favor de los inmigrantes, a la par que estudió y se hizo profesional.

“Es una tarea que busca ofrecer el mejor trato a la comunidad inmigrante, sobre todo a la que recién llega de sus países y me da orgullo representar a la comunidad hispana””, dijo Castro.

Uno de los logros de mayor importancia de la Ciudad es el programa de identificación para los inmigrantes, el IDNYC, que es un documento de ayuda para que puedan navegar en Nueva York, y hasta la fecha hay más de 1 millón 200 mil personas inscritas para la Identificación de la ciudad que se puede adquirir sin importar el estado migratorio.

“El programa fue creado antes de que el estado otorgara las licencias de conducir y como activista es algo que empujé para lograrlo. Ahora como comisionado estoy de este lado y sigo motivando a que la gente se inscriba y consiga su ID. Es muy importante tener un tipo de identificación en esta ciudad y este país, útil para todo, para que en casos de un accidente tenga como identificase, en caso de interacción con las autoridades y sobre todo les da acceso a los edificios del gobierno para hacer sus trámites”, dijo el comisionado de MOIA.

La Importancia del Cuidado de la Salud

La tarjeta de Identificación también sirve para lograr el NYC Care. Ahora todos los inmigrantes pueden registrarse, ya que no es necesario que tengan seis meses viviendo en la Gran Manzana.

“Retirar el requisito de tener que vivir al menos seis meses para poder acceder a NYC Care, fue una delas primeras observaciones que hice al asumir el cargo. Nuestra tarea es recibir y ayudar a la gente recién llegada, ya sea que está huyendo de crisis como en Ucrania, Haití o en Latinoamérica”, dijo el comisionado Castro.

Según explicó, es importante hacerles saber a todos “que aquí en Nueva York, desde el momento que llegan ya son neoyorquinos y hay que apoyarlos. Propuse que se eliminara el requisito de los seis meses porque la gente tiene que saber que tiene acceso al seguro médico y la atención de salud y si se encuentra con el requisito de los seis meses tal vez ya no se acerque a los hospitales y clínicas de la ciudad. Queremos que se acerquen y sean atendidos”.

Sobre el Servicio 311

La ciudad de Nueva York tiene un programa amplio de información sobre los servicios para toda la comunidad y para lograr información hay varias formas. Sin embargo, lo más fácil y práctico es que el público marque el número 311, en donde personal bien entrenado les puede ayudar a navegar.

“Hay varias opciones que ofrece la ciudad que se hacen a través de organizaciones sin fines de lucro, hay contratos de millones pagados para que ellos ofrezcan los servicio para conseguir empleo, comida, salud mental y es importante que todos llamen al número 311 para que puedan recibir toda la ayuda de la ciudad y en su propio idioma. Solo hay que solicitarlo”, dijo el comisionado.

En MOIA también se ofrece ayuda sobre derechos del trabajador, inmigración y atención legal a los inmigrantes. Se invierten anualmente más de 60 millones de dólares y es bueno saber que tienen un comisionado que no solamente sabe sobre inmigración, sino que ha vivido lo mismo que sufren los inmigrantes.

“Siempre digo que hay tres mensajes principales a la comunidad inmigrante, el primero que no importa su estatus migratorio para acceder a todos los servicios que ofrece la ciudad de Nueva York”, dijo.

El segundo es la privacidad, explica Castro, “que es lo más importante para nosotros y hay leyes de protección para esto. No se le solicita el estado migratorio y se mantiene privado toda su información. Porque los inmigrantes deben de tener confianza de reportar cualquier abuso domestico o por ser inmigrantes. Pueden llamar y se mantiene la privacidad”

Y lo tercero es la ayuda en todos los servicios de la ciudad y en el propio idioma del inmigrante. “Lo pueden solicitar y por ley se les debe apoyar ya sea en persona o por llamada telefónica. Deben de saber que esto es un derecho y por favor soliciten que los servicios sean dados en su idioma y si no los atienden pueden llamar al 311”.

Con respecto a la educación de nuestros niños, Castro, explica que los padres inmigrantes pueden inscribir a sus hijos en el sistema escolar de la ciudad no bien lleguen a Nueva York. En las escuelas también hay servicios de salud mental, educación bilingüe y también hay servicios para los padres de niños inmigrantes.

“Pueden llamar al 311 para que les ayude a navegar en el sistema educativo. Cada escuela tiene un coordinador de padres que les ayuda con información y servicios y hay que acercarse a ellos”, explicó.

En suma, su prioridad es ayudar a toda la comunidad inmigrante y él no solo está enfocado en ofrecer el mejor servicio si no que sigue abogando por una reforma migratoria integral que beneficie a todos los que ya están aquí y a los que están llegando.