DMV advierte sobre el aumento de robos de convertidores catalíticos

417

Partes de Nueva York experimentan un aumento del 200 por ciento en robos por año

Covertidores catalíticos de carros vienen siendo robados diariamente en EEUU.
Covertidores catalíticos de carros vienen siendo robados diariamente en EEUU.

Nueva York

El DMV se asoció con las fuerzas del orden público y los concesionarios de automóviles en una nueva iniciativa para impedir los robos. La mayoría de los robos resultan en $5,000 a $10,000 en daños por vehículo

El Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) del estado de Nueva York advirtió hoy a los neoyorquinos sobre el aumento vertiginoso de los robos de convertidores catalíticos y anunció una nueva iniciativa para ayudar a las fuerzas del orden público a rastrear los convertidores catalíticos robados y evitar los robos.

El DMV se unió a miembros de las fuerzas del orden público, la Oficina Nacional de Delitos de Seguros y la Asociación de Concesionarios de Automóviles de la Frontera del Niágara (NFADA, por sus siglas en inglés) para demostrar un nuevo proceso que permite a los concesionarios de automóviles grabar un número de serie rastreable en el convertidor catalítico que puede ser claramente visto y vinculado rápidamente al vehículo del que fue robado.

“Los concesionarios de automóviles nuevos se han visto particularmente afectados por estos robos. Además del costo de reemplazar las piezas robadas, estos robos a menudo resultan en miles de dólares en daños adicionales al vehículo, lo que significa que un concesionario tiene que esperar para vender el vehículo o un comprador de auto nuevo tiene que esperar mucho más para recibir su vehículo”, dijo el comisionado del DMV, Mark J.F. Schroeder. “Nos complace ayudar a que los distribuidores dispongan de kits de grabado para ayudarlos a combatir el flagelo de los robos de convertidores catalíticos”.

Unido a los silenciadores de los vehículos, un convertidor catalítico utiliza platino, paladio y rodio para convertir los gases de escape tóxicos del motor en gases menos dañinos. El valor de esos metales preciosos se ha disparado en los últimos años, convirtiendo a los convertidores catalíticos en un producto de moda, con un valor de venta de $200 a $500.

En los últimos tres años, algunas áreas del estado han visto aumentos de hasta un 200 por ciento por año. Uno de los principales objetivos han sido los concesionarios de automóviles nuevos. Los delincuentes ingresan a los lotes de los concesionarios con sierras para metales u otras herramientas y cortan los convertidores catalíticos de los vehículos.

El costo para el distribuidor por cada convertidor catalítico es de $2,000 a $3,000. Cuanto más grande es el vehículo, más caro es el convertidor catalítico y muchos vehículos nuevos tienen dos. Además de la pérdida del (los) convertidor(es) catalítico(s), los robos a menudo resultan en el corte del tren de aterrizaje del vehículo, la línea de combustible y las líneas eléctricas, lo que agrega $5,000 a $10,000 en daños por vehículo.

En respuesta, el DMV está trabajando con las asociaciones regionales de concesionarios de automóviles para distribuir kits de grabado a los concesionarios. Los concesionarios o consumidores que tengan preguntas sobre los kits de grabado deben comunicarse con su asociación local de concesionarios de automóviles.

La Oficina Nacional de Delitos de Seguros (NICB), el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y la Asociación contra el Fraude y el Robo de Autos de Nueva York (NYACT) también han comprado hasta 1,000 kits cada uno. Estos también se están distribuyendo a los distribuidores.

El presidente de NFADA, Paul Stasiak, dijo: “Los concesionarios de automóviles se dan cuenta de que el robo de convertidores catalíticos es uno de los delitos de más rápido crecimiento en todo el país. Se necesita prevención, concientización y educación porque este delito afecta a todos los propietarios de vehículos. Este robo silencioso crea un enorme gasto de reemplazo para los propietarios, provoca graves consecuencias de seguridad y genera importantes inconvenientes para el consumidor para reemplazar, por lo que la Asociación de Concesionarios de Automóviles de la Frontera del Niágara (NFADA) aplaude los grandes esfuerzos del Comisionado del DMV del Estado de Nueva York, Mark Schroeder, y este grupo de trabajo para abordar y frenar este creciente problema. NFADA y nuestros distribuidores de WNY están felices de ayudar a este grupo de trabajo y ayudar a ser parte de cualquier solución para prevenir futuros delitos catalíticos”.

El director regional de NICB, Kevin Gallagher, dijo que “los robos de convertidores catalíticos han aumentado drásticamente en los últimos dos años y están en niveles récord. Los propietarios de vehículos pagan un alto precio cuando un ladrón apunta a su convertidor catalítico, a menudo incurriendo en la pérdida de ingresos por la falta de trabajo, la necesidad de encontrar y pagar un transporte alternativo y luego pagar miles de dólares para reparar el vehículo”.

La presidenta de NYACT, Nichole Soriano, dijo: “El fuerte aumento en la cantidad de convertidores catalíticos robados en todo el país tiene a la policía y los legisladores buscando una manera de frenar los robos. La Asociación contra el Fraude y el Robo de Autos de Nueva York (NYACT) se enorgullece de asociarse con NICB, DMV y NYPD, así como con los departamentos de policía locales y del condado en todo el estado, para encabezar este programa de etiquetado de convertidores catalíticos”.